Maestra Educación Infantil y Pedagoga

 

Aunque los resultados de la enseñanza del inglés desde los primeros años, se suele comprobar más adelante, generalmente en 3-6, es muy importante que se vayan asentando las bases de este segundo idioma en la etapa de 0-3.

En los últimos años, se apuesta por ver esta enseñanza como una competencia que está englobada dentro de un todo y no como algo aparte. Por ello, es muy importante que utilicemos tanto el castellano como el inglés de forma natural en toda nuestra jornada escolar y de esta forma conseguir que los niños/as se desarrollen de forma positiva en ambos.

Pero la gran pregunta es, ¿cómo enfocar el inglés en las aulas de los más pequeños/as? Cuando nos enfrentamos a una clase de inglés, a veces cometemos el error de pensar que no vamos a poder hacer actividades que podrían ser realmente buenas para nuestros alumnos/as.

Pero si nos detenemos y reflexionamos, nos damos cuenta de que el inglés es una materia totalmente apta para trabajar con los niños/as de 0-3; pero para ello, lo importante es dotar a los profesores/as de una base metodológica y de recursos prácticos, que sean su pilar para poder llevar a cabo todo lo que se propongan dentro y fuera del aula.

Debemos hacer un repaso de la programación, enseñar a los profesionales a buscar recursos en inglés y ayudarles proporcionándoles actividades, tiempos y espacios acordes para la impartición de este segundo idioma de una manera lúdica y divertida, donde el alumno/a se lo pase bien y donde el profesor/a consiga motivarse para mejorar e innovar en su práctica docente del inglés.

¿Sabes inglés? ¿Quieres recursos para poder hacer tus clases en inglés?

Cursos “El aprendizaje del Inglés en 0-3” y “We Teach, they learn”