Socia Directora Cero6, creación y organización formación a directivos de escuela y personal de aula.

 

La LOPD y GDD es el marco legal que nos ampara y permite salvaguardar nuestra privacidad. En una sociedad cada vez más expuesta a los demás en la que somos nosotros mismos los primeros en exponernos, hay que agradecer que existan instrumentos que garanticen el derecho del individuo a proteger sus datos personales.

Desde la entrada en vigor del RGPD y sucesivamente la actualización de la antigua LOPD, se pide que las empresas que traten datos personales actúen de una forma proactiva, algo de sentido común para todos los datos de las personas con las que tenemos una relación laboral, pero muchas veces se nos olvida que ese tratamiento respetuoso y conforme a la legalidad, lo debemos garantizar también cuando se trata de los Curriculum Vitae.

En la actualidad hay tres formas de recibir/enviar un CV: la tradicional (se entrega en mano o por correo ordinario) y la automatizada (a través de la página web o del correo electrónico).

Os damos algunas pautas sobre cómo actuar cuando recibáis los CV, ya que, dependiendo de cómo los recibáis, tendréis que actuar de forma diferente.

Antes de entrar en el modus operandi, recordemos que cuando se reciben datos personales, debemos tener en cuenta:

  1. la obligatoriedad de contar con el consentimiento del titular de los datos;
  2. el derecho del interesado a ser informado sobre el tratamiento que recibirán sus datos.

Una vez aclarado esto, a priori sugerimos que, al recibir el CV, actuéis de la siguiente forma:

  • Recepción en mano, proporcionar al candidato información por escrito que se cumple con la normativa, y muy importante, obtener su consentimiento por escrito para que el tratamiento de datos sea lícito. Si no podemos hacerlo mejor, rechazar el CV.
  • Recepción por correo ordinario o electrónico, en estos supuestos, hay que remitir al interesado, por el mismo medio con el que se ha recibido, la información a la que hemos hecho referencia antes, solicitando el envío de su consentimiento.
  • Recepción a través de la página web, resulta desde luego la formula mejor y más cómoda, siempre que se disponga de un apartado en el que el candidato, antes del envío, tenga que haber leído y aceptado la política de privacidad, cumpliendo así con el doble deber, de informar y contar con el consentimiento para el tratamiento de los datos personales.

Por último, pero no menos importante, para destruir los soportes que contienen datos personales, recordad que:

  • Si el CV está en papel, se debe destruir en una destructora de documentos, y no tirándolo a la papelera.
  • Si está en un email, se debe borrar ese email del servidor.