Maestra Educación Infantil y Pedagoga

 

¿Sabéis qué se celebró el 21 de febrero? En esta fecha se conmemora el “Día Internacional de la Lengua Materna”. La UNESCO, en noviembre de 1999, instauró este día para promover todas las lenguas del mundo y ensalzar el valor de la pluralidad lingüística y la diversidad cultural.

La lengua materna es la primera lengua que aprende una persona de manera natural, gracias a la interacción con el entorno más cercano y sin necesidad de intervenciones pedagógicas o académicas. Esta habilidad innata, que todos/as poseemos del conocimiento del idioma materno, es básica para aprender posteriormente otros idiomas, teniendo un papel primordial en la educación.

En este tema ser pequeño es una ventaja, ya que cuanto más pequeño es un niño/a, más fácil le será familiarizarse y aprender un segundo idioma, pudiendo convertirse en bilingüe. Cuando dos idiomas están bien equilibrados, tiene efectos positivos en la inteligencia y en muchos otros aspectos de nuestra vida y por ello, los expertos afirman que es mucho mejor que ese aprendizaje se dé de forma precoz, es decir, si se puede desde el nacimiento.

En los primeros años, se desarrollan algunas zonas del cerebro fundamentales en el aprendizaje lingüístico y hay estudios e investigaciones que demuestran que si un niño/a habla dos idiomas se desarrolla más rápido en ciertas destrezas (atención, concentración en detalles importantes, obviar información confusa, evitar distracciones…).

Si podemos entender, comunicarnos y expresarnos de una forma clara, perfecta y precisa en dos idiomas distintos, somos bilingües y actualmente el bilingüismo es una realidad en muchas familias, ya que en muchas familias los niños/as oyen a sus progenitores en más de un idioma, bien por sus orígenes o bien porque quieren animar y ayudar a su hijo/a a que aprenda un idioma de forma más natural, en su día a día.

La lengua es mucho más que un instrumento o que una herramienta y es fundamental en el ser humano, ya que estructura el pensamiento, conforma las relaciones sociales y crea vínculos con la realidad, además de acompañarnos a lo largo de nuestra vida y ser el ingrediente principal de todos los aspectos de nuestra vida (familiar, laboral, escolar, mediática…).

Así que a por los idiomas, empezando por nuestra lengua materna…Viva la lengua!!!